Sociedad | 15/01/2020 09.12

Femicidio Caso María Corvalán: El calvario que viven los 8 hijos de la mujer asesinada a hachazos

Todo salió a la luz luego de que una docente se diera cuenta de la realidad que atraviesan.

María Corvalán fue asesinada a hachazos en una vivienda de La Banda.

María Corvalán fue asesinada a hachazos en una vivienda de La Banda.

-

María Corvalán fue asesinada a hachazos en julio del 2015 por Martín Coronel Quisbert. Se trata de unos de los casos de femicidios más violentos que ha tenido la historia de la provincia. Como consecuencia de la muerte de su madre, la vida de los hijos de la víctima se transformó en un calvario.

Es que, desde que quedaron huérfanos, los ocho hijos de la víctima sufren brutales golpizas y son obligados a delinquir por un tío. La realidad que atraviesan fue dada a conocer durante una audiencia celebrada el día de ayer, cuando se debía conocer qué pasaría con Moisés Israel Corvalán, hermano de la víctima del femicidio.

Sobre éste pesan al menos cuatro denuncias, todas ellas radicada por su propia madre, Olga Navarro, la cual acudió a la Justicia temiendo por su integridad y por la de sus nietos, que quedaron a su cargo después del trágico final de su hija María, marcaron desde El Liberal.

"Navarro comenzó a denunciarlo en enero del 2019. Su hijo sería adicto a las drogas y no sólo la golpeaba a ella sino también a los pequeños. La segunda denuncia data del 25 de agosto del año pasado; allí él le pedía dinero para comprar estupefacientes, la agredió físicamente ante la negativa, por lo que la mujer tuvo que salir corriendo junto a cuatro de sus sobrinos a buscar auxilio en la casa de una vecina, en un barrio de la zona sur", expresaron desde el portal.

De la totalidad de los hermanos, siete aún todavía son menores. El mayor cayó presos luego de verse influido por el tío. Todo salió a la luz luego de que la docente de los pequeños descubrió los hematomas y las marcas que tienen los chicos en los brazos y rostros. Olga Navarro les confesó que el tío de los menores, es decir su hijo Moisés, era el que los sometía a salvajes castigos, los obligaba a delinquir e incluso los habría llegado a obligar a que vendieran drogas.

Desde El Liberal informaron que desde la Unidad Fiscal se iniciaron las averiguaciones y se citó a Navarro para que ratifique lo manifestado por la docente y la mujer confirmó cada una de sus palabras. Inmediatamente se ordenó la detención de Moisés Corvalán (23), y desde ese momento permanecía tras las rejas.

Durante la investigación, los menores fueron sometidos a Cámara Gesell. Allí los niños relataron cómo su tío los “pegaba muy feo” con sus manos, con su cinto, incluso una vez atacó a uno de ellos con un hierro.

FDV