Policiales | 19/01/2020 10.35

Crimen de Villa Gesell "Era nuestro único hijo y lo mataron como a un animal", dijo el padre del chico asesinado por rugbiers

Silvino Báez dijo que con sus esposa están "destrozados"y aseguró que el fiscal del caso le aseguró que pondrá "todo su empeño" para que "paguen los culpables"

Fernando con sus padres

Fernando con sus padres

-

Silvino Báez, padre de Fernando, asesinado a golpes por un grupo de rugbiers, aseguró este domingo que el fiscal del caso le aseguró que pondrá "todo su empeño para que se esclarezca lo que pasó y paguen los culpables" y relató que él y su esposa están "destrozados" por lo ocurrido. "Era nuestro único hijo" y "lo mataron como a un animal".

Fernando Báez Sosa, de 18 años, fue asesinado a golpes en la madrugada de este sábado por jugadores de rugby de un club de Zárate a la salida del boliche Le Brique, en avenida 3 y calle 102 de Villa Gesell.

Silvino Báez dijo hoy en declaraciones a C5N: "Estamos destrozados. Era nuestro único hijo, el futuro de la familia. Lo hicieron pedazos. Para cada padre su hijo es lo más importante. Yo vivía para él y su mamá también. A mi hijo lo mataron como a un animal". 

El hombre, visiblemente afectado, relató que se enteró sobre el fallecimiento de su hijo ayer cerca de las 6 de la mañana y que en un primer momento le dijeron que había tenido un accidente. "Después me llamó el comisario y nos dijo que era una pelea y que había fallecido. Viajamos urgente. El fiscal nos dijo que iba a poner todo el empeño para que se esclarezca lo que pasó y paguen los culpables". 

Báez pidió justicia y señaló: "Estamos muy dolidos, no sé cómo estoy parado. Se ve que mi hijo me está dando la fuerza". 

Fernando, contó su padre, había terminado el CBC para ingresar a la carrera de Abogacía en la Universidad de Buenos Aires, que había estado trabajando todo el año para juntar plata para sus vacaciones y que se fue primero una semana con sus amigos de primaria a Pinamar y luego una semana con sus compañeros del secundario. 

"Era un muchacho muy preparado, cuando se proponía las cosas las cumplía. Hace ocho meses que estaba preparando sus vacaciones. Trabajaba con una señora que le daba laburo y entre su mamá y yo le completamos (el dinero necesario). Se merecía sus vacaciones", dijo.

"Su sueño era recibirse de abogado y también era nuestro sueño", agregó.

Finalmente, envió un mensaje a los chicos que lo mataron: "Me gustaría que estén en mi lugar, a ver qué sienten. Mi hijo era tan joven, tenía un futuro por delante, era tan vivaz. Él no se merecía esta forma de sacarle la vida". 

ML